EL PROYECTO BLUEMARS ATERRIZA EN LA AGENCIA ESPACIAL EUROPEA

100 miembros de la ESA probaron la experiencia de realidad virtual que desarrollamos para “Regreso a Marte” de National Geographic

Después del lanzamiento de Bluemars, la experiencia inmersiva que recrea las condiciones de vida en Marte, científicos e ingenieros de la Agencia Espacial Europea han tenido la oportunidad de viajar al planeta marciano durante una jornada de demostración organizada por inMediaStudio. En la creación del contenido de este proyecto contamos con el asesoramiento de la ESA y es por ello que quisimos acercar el resultado y estas tecnologías a su sede en Madrid.

En esta ocasión la experiencia estaba dividida en dos escenas diferentes. En una de ellas, el usuario conduce un vehículo sobre la superficie de Marte  gracias a la instalación de un simulador de conducción real sincronizado con el entorno VR. La experiencia comienza haciendo una foto al usuario y durante toda la expedición se proyecta la escena con su cara integrada en el entorno. Finalmente el usuario puede llevarse su foto impresa o en su Smartphone a través de un código QR.

 La misión en este caso trata de conseguir llegar a la base en el menor tiempo posible antes de que labatería del vehículo se agote y las condiciones atmosféricas dejen de ser soportables para el astronauta. El usuario debe ser rápido, hábil y tener buena orientación para completarla con éxito.

En la otra experiencia el usuario tiene la libertad para caminar en un espacio de 4x4m para cumplir su misión. Se encuentra en una base subterránea y tendrá que subir a la superficie del planeta rojo para solucionar una incidencia en uno de los Rovers que examina este territorio. La interacción en esta experiencia es gestual gracias a un sensor de motion capture con tecnología de infrarrojos.

Fue una intensa jornada de pruebas e intercambio de impresiones  sobre las posibilidades de la realidad virtual con el gran equipo de la ESA. El feedback de todos los que pasaron por esta instalación inmersiva fue verdaderamente positivo y enriquecedor. Pero, hubo una visita muy especial e inesperada para nosotros, la del astronauta español Pedro Duque que se mostró muy interesado por el potencial de esta tecnología.